Antonia López de Bello 0125, Barrio Bellavista, Santiago de Chile. Teléfono 227356680.

Es la “casa histórica”. Nace en 1993, cuando en la calle Antonia López de bello apenas funcionaba el Teatro Cámara Negra, en la cuadra de enfrente y en la esquina “La brújula del teniente Bello”, locales que ya no están presentes en la bohemia santiaguina.

No fue menor el esfuerzo, ya que los parroquianos no abundaban y el concepto político-cultural del local era mirado con recelo por los vecinos y con temor por los ciudadanos aún atemorizados después de la oscura noche que comenzó en 1973.

Quizás fueron Los cuentacuentos de los miércoles los que le dieron el impulso, o los martes literarios, donde poetas como Stella Díaz o Pedro Lemebel comenzaron a asistir a las tertulias. O quizás esos fines de semana cuando los otrora exiliados en Colombia, o los coterráneos inmigrantes del país cafetero comenzaron a venir para escuchar ese vallenato alegre y melancólico a la vez.

No lo sabemos, lo que si es cierto, es que despegamos. Un día de esos, recién llegado del exterior, nos vino a cantar Patricio Manns. Fue la primera ocasión en que el local no se lleno… se repletó. Y nunca más tuvimos noches solitarias. Los amigos se multiplicaron y las filas para entrar al local no se hicieron esperar. La cuadra se nutrió de más locales similares al concepto de La Casa en el Aire, y la bohemia de izquierda se consolidó en Antonia López de Bello.

Hicimos el Primer Festival internacional de Cuentacuentos, con el apoyo de la corporación de Graduados de la Universidad de Chile y la Embajada de Colombia, y no hemos parado con los festivales, donde cada año hemos podido tener a los más destacados artistas a nivel continental, de la narración oral escénica, convirtiéndonos en los precursores en Chile de este género artístico

Nos visitaron los trovadores cubanos Santiago Feliu, Frank Delgado, Vicente Feliu, el uruguayo Leo Masliah, los españoles Pedro Guerra y el amigo infaltable Ismael Serrano, quien además nos mencionó tácitamente en su canción “Viene del Norte”.

Emotivos conciertos han realizado los chilenos Eduardo Gatti, junto al ex Sui Generis, el argentino Nito Mestre, o los jóvenes músicos del Inti Illimani : Daniel Cantillana y Manuel Meriño. Enérgico y contestatario fue el concierto de Sol y Lluvia y melancólico el de Schwenke y Nilo.

De los noveles músicos en estos largos años de música, debemos recordar esos martes en que Manuel García tributaba a Silvio Rodríguez y estrenaba en formato acústico las canciones de su grupo Mecánica Popular, o esos domingos en que Camila Moreno, en más de una ocasión compartió sus cantos junto a otros emergentes cantautores.

Son infinitas las historias, y las que se contarán, pero siempre estarán los acordes de nuestros habituales cantores que siempre evocarán las emblemáticas figuras de nuestro siempre presente Víctor Jara o Violeta Parra.